Search for content in message boards

Monte Escobedo/El Capulin de Los Ruiz

Monte Escobedo/El Capulin de Los Ruiz

Roggie Trujillo (View posts)
Posted: 19 Mar 2001 12:00PM GMT
Classification: Query
Surnames: Trujillo, Gonzales, Graciano, Casas
My great-grandparents were from the Monte Escobedo/El Capulin de Los Ruiz area, appx 1880 (earlier and later).
They migrated to California in early 1900, more or less.
I'm looking for anyone who is familiar with this area or has relatives from this area of Zacatecas.
Thank you.
Roggie Trujillo

Trujillo family

Roggie Trujillo (View posts)
Posted: 2 Apr 2001 12:00PM GMT
Classification: Query
Surnames: Trujillo
Hi David, Thank you for responding to my inquiry. I am specifically looking for information on my Trujillo family. I will e-mail you.
Thanks, Roggie

Monte Escobedo Ancestors

Posted: 2 Apr 2001 12:00PM GMT
Classification: Query
Edited: 1 Jul 2001 4:09AM GMT
Surnames: CASAS, SANCHEZ, GAMBOA, DE LA TORRE, CAMPOVERDE, JIMENEZ, VALENZUELA, DE CASAS, CARLOS
Hi, Roggie. My grandfather, Daniel Sanchez Jimenez, and most of his ancestors for the last four generations at least, were from Monte Escobedo. He left Monte Escobedo in 1922 or 23. I have "Casas" in my family tree. Do you have any specific records you would like to share? I have a family tree I could share with you. I'm in California.

David

Re: Monte Escobedo Ancestors

rog (View posts)
Posted: 13 Jun 2002 6:21AM GMT
Classification: Query
i have carlos and reyes in my background

in my family carlos came form spain to monte escobedo in the early 1900's and live mostly in the colonias of vicente guerrero. i dont know when reyes came but are still in the city, not in the colonias

Re: Monte Escobedo/El Capulin de Los Ruiz

Posted: 20 Sep 2004 11:40PM GMT
Classification: Query
Edited: 27 Sep 2004 3:18AM GMT
Monte Escobedo was part of the Hacienda de San Andres Astillero, thar was organizesd by my ancestors Hernando de Escobedo his wife Mari Diaz and there son Francisco de Escobedo, they aslo founded Jerez, San Luis de Pototsi in the first half of the XVI cetuary. If you have Escobedo lines you are most probably decendant of them, My tree is well documented and I can probably help you
Posted: 20 Sep 2004 11:56PM GMT
Classification: Query
Edited: 27 Sep 2004 3:18AM GMT
The Carlos came from Spain in the XVI centuary, and were called Carhelos de Godoy, as was the custom they used the name that most suited them.
Maria Rosales was a Carlos de Godoy but used the name Rosales as they were more powerfull or richer or more loved.
Her Mother was a Cid Caldera niece of The Capitan Meztizo Miguel Caldera that wasicfied the north of Mexico and most of the south os the U.S.

Re: Monte Escobedo Ancestors

Posted: 1 Oct 2004 4:37PM GMT
Classification: Query
Miguel
Que mas tiene de Frarncisco Escobedo el fundador de monte escobedo, yo tengo hasta Hernado Escobedo y su esposa Leonor Juarez

Re: Monte Escobedo Ancestors

Posted: 1 Oct 2004 4:53PM GMT
Classification: Query
Edited: 21 Mar 2006 3:34PM GMT
Me interesa si tienes algo sobre loa Covarrubias esposa de Francisco E y hermana del Obispo de Sevilla

Hernando de Escobedo, al pasar a Nueva España el 24 de marzo de 1568 dijo ser natural de Maqueda, municipio perteneciente al partido judicial de Escalona en la provincia de Toledo, e hijo legítimo de Hernando de Escobedo y Leonor Juárez. Dicho pase lo efectuó acompañado de su esposa Mari Díaz, hija que fue de Alonso de Illescas y de Bernardina Díaz.

Hernado /de Escobedo /Fundo Luis Potosì, recibio un solar, descubrio las minas de Santo Domingo en el Cerro de San Pedro le dieron15 Varas
al Capitan Miguel Caldera. LAS VARAS ERAN COMO ACCIONES

ESCOBEDO, Hernando de
Nació entre 1542 y 1546. Probablemente minero. Llegó a Zacatecas hacia 1567. En 1571 fue condenado varias veces por pena de ordenanza y tuvo que pagar diferentes multas a la Cámara Real de Zacatecas: el 19 de enero, 6 pesos y 5 tomines de oro común, sentenciado por Juan de Rentería, alcalde mayor de las minas; el 15 de junio, 11 pesos y 2 granos de oro común, después de la sentencia pronunciado por el mismo funcionario; el 27 de septiembre, de nuevo 11 pesos y 2 granos; el 20 de diciembre, 8 pesos, 2 tomines y 2 granos, sentenciado por Francisco Delgadillo, alcalde mayor. Este último lo condenó el 28 de noviembre de 1572 al pago de 11 pesos y 2 granos de oro común por pena de vino. Fue presentado el 2 de enero de 1575, como fiador de Alonso de Soria, nombrado alguacil y alcaide de la cárcel de las minas. Pagó 3 pesos de oro común a la Caja de Zacatecas por pena de juego, condenado por Gaspar de la Mota, alcalde mayor, el 14 de mayo de 1578. Por coincidencia de penas y fechas, es muy probable que jugara con Tomás de Ordaz, Juan de Torres y Juan Alonso de las Casas. En 1579 presentó ante los oficiales reales de las minas, en dos ocasiones, un total de 623 marcos de plata para diezmar, por los que pagó 61 marcos, 5 onzas y 4 reales de plata por el concepto de diezmo. Además, pagó 6 marcos, 1 onza y 7 reales por derechos de fundición. El 1 de agosto de este año fue testigo del depósito de 50 pesos de oro común, de la compra de bienes de Juan Márquez, a Diego de León, depositario de esos bienes. El otro testigo fue Francisco Sánchez.
El 18 de agosto de 1581, junto con Matías García, metió a la Caja de Zacatecas una escritura de 200 pesos de oro común para pagar 400 fanegas de sal del Peñol Blanco, para la hacienda de minas de Don Diego y Don Luis de los Ríos Proaño. Descrito como vecino de Zacatecas para el 1de febrero de 1586. Testigo en esa ciudad, el 3 de mayo de 1587, en la averiguación del Lic. Juan Nuñez, sobre la prohibición para elegir alcaldes ordinarios allí. Dijo que vivía ahí desde 20 años atrás y que sólo habían gobernado alcaldes mayores y corregidores, y que los alcaldes ordinarios habían cometido abusos sacando hombres del lecho conyugal para apresarlos.
En noviembre de 1593 o poco antes, recibió un solar para casa en la reciente fundación de San Luis Potosí. Según una memoria del mes de septiembre de 1597, él y Diego de Huelva fueron los descubridores de la mina de Santo Domingo, en el Cerro de San Pedro, S.L.P. Antes de esa fecha, hicieron donación de 15 varas de esta mina al capitán Miguel Caldera. Aún minero en el Cerro de San Pedro en septiembre del año siguiente (Galván Arellano, 1999: 222; Haciendas ..., 1956: 109; Powell, 1980: 257; Primer libro ..., 1990: 68; MS 060; 097; 118; 119; 121; 136; 427: f. 48).

Una cuarta merced de tierra, fue la que se le concedió en la ciudad de Guadalajara a su padre don Hernando DE ESCOBEDO, el 12 de julio de 1634, y comprendía: dos sitios para ganado, el uno para mayor, y el otro para menor, y dos caballerías de tierra. El sitio para ganado mayor, se ubicaba en una ciénega que esta en la orilla del monte a una legua del camino que va al valle de Tlaltenango, el segundo sitio y las dos caballerías de tierra, se encontraban en una ciénega, pero sobre el camino para ir a Atolengue , cerca de un pino a la vista del camino.

ALONSO DE LAS CASAS, Joan
Comerciante. Pagó a la Caja de Zacatecas 3 pesos de oro común por pena de juego a que fue condenado por Gaspar de la Mota, el 14 de mayo de 1578; por coincidencia de fechas y penas es muy probable que jugara con Tomás de Ordaz, Juan de Torres y Hernando de Escobedo. Alonso Real confesó el 16 de octubre de 1584 en Zacatecas, en la averiguación de Don Félix de Zúñiga y Avellaneda, haberle comprado una pipa de vino (MS 059; 120).


Hernado /de Escobedo /Fundo Luis Potosì, recibio un solar, descubrio las minas de Santo Domingo en el Cerro de San Pedro le dieron15 Varas
al Capitan Miguel Caldera


Hacienda de San Andrés del Astillero y Monte de Escobedo.

Por Leonardo de la Torre y Berúmen.

Como su nombre lo dice, esta hacienda perteneció al Capitán don Francisco de Escobedo, quien en 1587 llevó a cabo la fundación de la misma, adquiriendo el monte, que al principio dieron en llamar "de San Andrés", y más tarde nombraron "de Escobedo".

El Capitán Francisco de Escobedo nace en la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas, antes de titularse como tal, siendo hijo de don Hernando de Escobedo y de Mari Díaz, legítimos consortes, naturales y vecinos que fueron de la villa de Torrijos, en el arzobispado de Toledo de los reinos de Castilla, España.

Hernando de Escobedo, al pasar a Nueva España el 24 de marzo de 1568 dijo ser natural de Maqueda, municipio perteneciente al partido judicial de Escalona en la provincia de Toledo, e hijo legítimo de Hernando de Escobedo y Leonor Juárez. Dicho pase lo efectuó acompañado de su esposa Mari Díaz, hija que fue de Alonso de Illescas y de Bernardina Díaz.

Don Hernando de Escobedo ya residía en las minas ricas de los Zacatecas en 1571, año en que se le condenó varias veces por pena de ordenanza, teniendo que pagar diversas multas a la Cámara Real de Zacatecas . Para 1573 él y su esposa eran Cofrades de El Santísimo Sacramento y el 2 de enero de 1575 fue presentado como fiador de Alonso de Soriano, quien es nombrado Alguacil y Alcalde de la cárcel de las minas.

Pago 3 pesos de oro común a la caja de Zacatecas por pena de juego, Habiéndolo condenado el Alcalde Mayor, Gaspar de la Mota, pagó tres pesos de oro común a la Real Caja de Zacatecas por pena de juego, esto en 14 de mayo de 1578 y al año siguiente presentó en dos ocasiones un total de 623 marcos de plata para diezmar, ante los oficiales reales de las minas, ese mismo año el día primero de agosto juntamente con Francisco Sánchez atestiguó en el deposito de 50 pesos de oro común, de la compra de bienes de Juan Márquez, a Diego de León, depositario de esos bienes.

El 18 de agosto de 1581 Hernando de Escobedo y Matías García meten a la caja de Zacatecas una escritura de 200 pesos de oro común para pagar 400 fanegas de sal del Peñol Blanco, para la hacienda de Minas de don Diego y don Luis de los Ríos Proaño.

Para el primero de febrero de 1586 era vecino de Zacatecas, ciudad en la que fue testigo el 3 de mayo de 1587, en la averiguación de Juan Núñez sobre la prohibición para elegir alcaldes ordinarios allí .

En noviembre de 1593 a poco antes, recibió un solar para casa en la reciente fundación de San Luis Potosí. Según una memoria del mes de septiembre de 1597, {el y Diego de Huelva fueron los descubridores de la mina de Santo Domingo, en el Cerro de San Pedro, en San Luis Potosí, antes de esa fecha, hicieron donación de 15 varas de esta mina al Capitán Miguel Caldera. Para el mes de septiembre de 1598 aún era minero en el cerro de San Pedro, jurisdicción de San Luis Potosí.

El año de 1580 en las minas ricas de los Zacatecas se le condena a Hernando, por pena de Ordenanza de las Carnicerías .

En 1591 se avecinda en el cerro del señor San Pedro y minas del Potosí, siendo fundador y poblador del pueblo de San Luis de Mezquitic, en 3 de noviembre de 1592, año en que era socio de Diego de Huelva en la mina llamada de Santo Domingo en el cerro del señor San Pedro y Minas del Potosí.

En 1593 al hacerse la traza de San Luis Potosí , recibió un solar, el cual habitaba aún en 1610, pero en 1608 él y su hijo Francisco, contribuyeron en la edificación del templo parroquial, con cincuenta pesos el padre, y con 12 el hijo . Para el año de 1612 nuevamente habitaba en la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas, pues en dicho año el día 8 de febrero contrajo matrimonio canónico su hija María Díaz de Escobedo con Marcos de Bustamante, siendo desposados y velados por el Licenciado Diego de Herrera y Arteaga en el templo parroquial de la ciudad, acto en el que fueron padrinos Pablo de Navarrete y su hermana María de Navarrete, mujer de Hernando de Argüelles, vecinos de la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas .

El Capitán don Francisco de Escobedo y Díaz el año de 1587 obtiene el sitio de San Andrés del Astillero y Monte de Escobedo, hacienda y monte identificados con su apelativo, por ser propietario de los mismos.

Siendo labrador y minero del valle de Huejuquilla en 1590 presentó en Tlaltenango ante el visitador General, Juez de Medidas, Ventas y Composiciones de Tierras y Aguas, y Oidor de la Real Audiencia de Guadalajara, Doctor Cristóbal de Torres, títulos y mercedes que lo acreditaban como dueño de varias estancias de ganados así como de algunas caballerías de tierra ", cuyos títulos presentó en 1644. Y eran, primeramente: una merced de tierra, fechada el 4 de febrero de 1617 en Guadalajara por el señor Alfonso PEREZ MARCHAN, y otorgada a Jacomé DE LA TORRE , vecino de la villa de Jerez, a quien se le hizo merced de un sitio de ganado menor y algunas caballerías de tierra en el valle de Güajuquilla, a cinco leguas de Colotlán, en un lugar llamado Las Tunas Agrias; más un sitio de estancia para ganado menor en La Boca del Río de Güajuquilla.

Segunda merced, fechada en Guadalajara el 14 de octubre de 1617 a favor de Francisco RUIZ, vecino de la ciudad de Zacatecas, compuesta de dos sitios de estancia de ganado mayor, uno llamado Los Llanos y el otro Los Sauces, que se encuentran a una legua de la estancia de Jacomé de la Torre.

El Capitán Francisco de Escobedo posteriormente presentó un testimonio que él mismo solicitó a través de Lucas LOPEZ DE RETANA, y trata de la merced de un sitio de estancia para ganado mayor otorgada a Cristóbal DE HERRERA; la cual se encuentra en los términos del pueblo de Huejúcar y de Tepeque, tres leguas más o menos de los mencionados pueblos y cerca de una población de indios que llaman Güajuquilla y que ahora esta abandonada, su fecha es en Guadalajara el 1 de agosto de 1590. Enseguida aparece otro testimonio también solicitado por el Capitán Francisco de Escobedo, mandado por don Diego DE VAEZA, Alcalde ordinario de la Ciudad de Zacatecas, en virtud de la existencia de un título y merced otorgada el 20 de marzo de 1577 en Guadalajara por Jerónimo DE OROZCO, Presidente, Gobernador y Capitán General de este Reino a Melchor DE ALVA, quien era vecino y regidor de La villa de Llerena; dicha merced constaba de un sitio de estancia para ganado mayor y cuatro caballerías de tierra que están entre el Valle de Valparaíso y Momax, junto a un río llamado Güajuquilla, Dicho testimonio fue dado por Juan NUÑEZ MORQUECHO en la ciudad de Zacatecas el 30 de mayo de 1637, fungiendo como escribano Lucas LOPEZ DE RETANA.

Don Francisco de Escobedo poseía una tercer merced, cuyo título presentó, el cual fue expedido en 2 o 12 de agosto de 1613 por don Alonso PEREZ MARCHAN, quien la concedió a Antonio GONZALEZ, vecino del pueblo de Huejúcar. Y constaba de un sitio de estancia para ganado menor y 2 caballerías de tierra, ubicadas en el valle de Güajuquilla, cerca del camino de carretas, a 6 leguas del pueblo de Huejúcar.

Una cuarta merced de tierra, fue la que se le concedió en la ciudad de Guadalajara a su padre don Hernando DE ESCOBEDO, el 12 de julio de 1634, y comprendía: dos sitios para ganado, el uno para mayor, y el otro para menor, y dos caballerías de tierra. El sitio para ganado mayor, se ubicaba en una ciénega que esta en la orilla del monte a una legua del camino que va al valle de Tlaltenango, el segundo sitio y las dos caballerías de tierra, se encontraban en una ciénega, pero sobre el camino para ir a Atolengue , cerca de un pino a la vista del camino.

Presentadas las anteriores mercedes y testimonios, en los términos establecidos por el Doctor don Cristóbal de Torres, el Capitán Francisco de Escobedo, demostró la pertenencia de una estancia para ganado mayor, llamado El Potrero, ubicado en el valle de Güajuquilla, además de un sitio llamado La Huerta, el cual se ubicaba en una cañada llamada El Cacalote, lindando por el norte con el sitio de La Boca de los Leones, por el sur con tierras del Arroyo del Fraile, y por el oriente con tierras del pueblo de Huejúcar. En este sitio estaba fundada una caballería a favor del Licenciado Lorenzo DE CORDOBA, primo del Capitán Francisco de Escobedo.

Los derechos sobre estas tierras los había adquirido por compra y donaciones que le habían hecho, según el decir del Capitán Francisco de Escobedo, quien presentó los respectivos recaudos y solicitó además que se le dieran merced del agua que le tocaba y de las demasías de tierra que hubiera entre las que legítimamente le tocaban, además de la tierra que hubiera entre caballería y caballería: pidiendo también merced de las tierras que había entre el sitio de La Huerta y las tierras de María DE LA TORRE ; entre el sitio de La Boca de los Leones y el pueblo de Huejúcar: así mismo solicitaba entre otras concesiones que no se le molestara en adelante por la posesión de dichas tierras, diciendo además que él serviría a su Majestad con la cantidad de dinero que justa fuera.

Los documentos y solicitudes presentadas por el Capitán Francisco de Escobedo, después de haberse analizado , fueron trasladados al Fiscal de visita, Blás DE BRITO, para que fueran de su conocimiento y respondiera a las peticiones del capitán, a quien se le respondió que las tierras que contienen los títulos originales se debían medir y amojonar en donde las Mercedes rezaban, en cuanto a los testimonios de las mercedes que no presentaba en originales, mismas que estaban rubricadas por Juan NUÑEZ MORQUECHO, y escritas por Lucas LOPEZ DE RETANA, debían repelerse ya que no estaban sacadas con situación de parte, ni dadas por escribano legítimo, condición indispensable para darles entera fe y crédito, y mientras no presentara los originales de las mercedes de las tierras, éstas deberían ser declaradas de su Majestad, y por lo tanto quedaba negada la composición del sitio El Potrero y de La Huerta declarados del mismo modo de su Majestad, debiendo sacarlas a Almoneda pública al mejor postor, aplicando su precio a la Real Cámara.

En el Auto tercero fechado en el pueblo de Tlaltenango el señor Cristóbal DE TORRES, del Consejo de su Majestad, oidor de la Real Audiencia, Visitador General, Juez de medidas, ventas y composiciones de tierras y aguas, habiendo visto lo solicitado por el capitán Francisco de Escobedo y la contradicción y el alegato del Fiscal de Visita Blás DE BRITO, resolvió en 1644 que dada la posesión quieta y pacifica que el dicho Capitán Francisco de Escobedo y sus antecesores han tenido de las tierras comprendidas en sus mercedes, recaudos presentados y petición correspondiente, afirma y ratifica todas las mercedes, en especial de las que no presenta títulos originales, además le hace merced de las demasías de tierra que hubiera entre sitio y sitio, caballería y caballería antes referidos, sin que quede tierra en medio de las que da merced nuevamente. Debiendo servir a su Majestad con doscientos cincuenta pesos en reales más los derechos de la media anata.

A este documento prosiguen una serie de confirmaciones de ser ciertos y verdaderos los anteriores documentos y a los que se les debe dar cumplimiento como así esta mandado hacerse, so pena de quinientos pesos a quien hiciera lo contrario, en el sentido de que al Capitán Francisco de Escobedo, no se debería molestar en adelante por la cuestión de sus tierras de las cuales había recibido ratificación de las mercedes, o en su caso nuevas mercedes.

En adelante aparecen una serie de declaraciones del capitán Don Antonio DE ESCOBEDO, hijo del capitán Juan DE ESCOBEDO, quienes eran descendientes del capitán Francisco de Escobedo, solicitando licencia para poder enajenar algunos sitios para pagar la deuda que su padre había adquirido años antes, y dichos sitios habían quedado como garantía de pago. Este asunto se fecha entre los años de 1709 y 1713, el cual se resuelve favorablemente para la familia de De Escobedo para lo que tienen que hacer una serie de diligencias ante la Real Hacienda y Caja de Zacatecas, quien era la acreedora de la referida deuda.

Los sitios que en primer lugar solicitaba poder enajenar son los de La Huerta, El Pino y La Ciénega de la Maza; que son algunos de los sitios mencionados en las mercedes antes señaladas.

El Capitán Francisco de Escobedo, falleció en la madrugada del 24 de abril de 1647 en la ciudad de Zacatecas, según lo dijo ante el señor Corregidor de la ciudad , don Miguel de Iracoqui, su yerno y albacea de los por él nombrados en una escritura cerrada y sellada, testamento y última voluntad del Capitán Escobedo, que presentó al señor Corregidor. Sabiéndose por dicha escritura que sus herederos, lo fueron sus hijos legítimos: doña María de Covarrubias, Ana de Escobedo, Francisca de Covarrubias, Juan de Escobedo, Isabel de Rodas, Antonia de Covarrubias y Francisco de Escobedo. En esta escritura se dice: que su mujer María de Covarrubias murió el 16 de octubre de 1646, y que su hijo Fernando de Escobedo, ya era difunto.

Y dice tener entre sus bienes: una hacienda de minas en términos de la ciudad del beneficio de Sacar Plata por azogue corriente y moliente con dos molinos y un lavadero con cuarenta mulas y cincuenta burros y los demás pertrechos y en ella, de lo cual sus albaceas habrían de hacer inventario con los demás sus bienes de minas y parte de minas pertenecientes a dicha hacienda. También declaró ser dueño de la hacienda que llaman San Andrés del Astillero, jurisdicción del valle de Tlaltenango, con sus casas de vivienda, cuadrillas de indios laboreos, herramientas para hacer madera y lo demás de la herrería que en dicha hacienda tenía. Más otros sitios de tierra que le pertenecían con otros bienes muebles, que estaban dentro de la dicha casa, como algunas carretas.


Hernado /de Escobedo /Fundo Luis Potosì, recibio un solar, descubrio las minas de Santo Domingo en el Cerro de San Pedro le dieron15 Varas
al Capitan Miguel Caldera. LAS VARAS ERAN COMO ACCIONES

ESCOBEDO, Hernando de
Nació entre 1542 y 1546. Probablemente minero. Llegó a Zacatecas hacia 1567. En 1571 fue condenado varias veces por pena de ordenanza y tuvo que pagar diferentes multas a la Cámara Real de Zacatecas: el 19 de enero, 6 pesos y 5 tomines de oro común, sentenciado por Juan de Rentería, alcalde mayor de las minas; el 15 de junio, 11 pesos y 2 granos de oro común, después de la sentencia pronunciado por el mismo funcionario; el 27 de septiembre, de nuevo 11 pesos y 2 granos; el 20 de diciembre, 8 pesos, 2 tomines y 2 granos, sentenciado por Francisco Delgadillo, alcalde mayor. Este último lo condenó el 28 de noviembre de 1572 al pago de 11 pesos y 2 granos de oro común por pena de vino. Fue presentado el 2 de enero de 1575, como fiador de Alonso de Soria, nombrado alguacil y alcaide de la cárcel de las minas. Pagó 3 pesos de oro común a la Caja de Zacatecas por pena de juego, condenado por Gaspar de la Mota, alcalde mayor, el 14 de mayo de 1578. Por coincidencia de penas y fechas, es muy probable que jugara con Tomás de Ordaz, Juan de Torres y Juan Alonso de las Casas. En 1579 presentó ante los oficiales reales de las minas, en dos ocasiones, un total de 623 marcos de plata para diezmar, por los que pagó 61 marcos, 5 onzas y 4 reales de plata por el concepto de diezmo. Además, pagó 6 marcos, 1 onza y 7 reales por derechos de fundición. El 1 de agosto de este año fue testigo del depósito de 50 pesos de oro común, de la compra de bienes de Juan Márquez, a Diego de León, depositario de esos bienes. El otro testigo fue Francisco Sánchez.
El 18 de agosto de 1581, junto con Matías García, metió a la Caja de Zacatecas una escritura de 200 pesos de oro común para pagar 400 fanegas de sal del Peñol Blanco, para la hacienda de minas de Don Diego y Don Luis de los Ríos Proaño. Descrito como vecino de Zacatecas para el 1de febrero de 1586. Testigo en esa ciudad, el 3 de mayo de 1587, en la averiguación del Lic. Juan Nuñez, sobre la prohibición para elegir alcaldes ordinarios allí. Dijo que vivía ahí desde 20 años atrás y que sólo habían gobernado alcaldes mayores y corregidores, y que los alcaldes ordinarios habían cometido abusos sacando hombres del lecho conyugal para apresarlos.
En noviembre de 1593 o poco antes, recibió un solar para casa en la reciente fundación de San Luis Potosí. Según una memoria del mes de septiembre de 1597, él y Diego de Huelva fueron los descubridores de la mina de Santo Domingo, en el Cerro de San Pedro, S.L.P. Antes de esa fecha, hicieron donación de 15 varas de esta mina al capitán Miguel Caldera. Aún minero en el Cerro de San Pedro en septiembre del año siguiente (Galván Arellano, 1999: 222; Haciendas ..., 1956: 109; Powell, 1980: 257; Primer libro ..., 1990: 68; MS 060; 097; 118; 119; 121; 136; 427: f. 48).


ALONSO DE LAS CASAS, Joan
Comerciante. Pagó a la Caja de Zacatecas 3 pesos de oro común por pena de juego a que fue condenado por Gaspar de la Mota, el 14 de mayo de 1578; por coincidencia de fechas y penas es muy probable que jugara con Tomás de Ordaz, Juan de Torres y Hernando de Escobedo. Alonso Real confesó el 16 de octubre de 1584 en Zacatecas, en la averiguación de Don Félix de Zúñiga y Avellaneda, haberle comprado una pipa de vino (MS 059; 120).


Hernado /de Escobedo /Fundo Luis Potosì, recibio un solar, descubrio las minas de Santo Domingo en el Cerro de San Pedro le dieron15 Varas
al Capitan Miguel Caldera


Francisco /de Escobedo y Diaz/ Capitan
Capitan Francisco /de Escobedo y Diaz/

Hacienda de San Andrés del Astillero y Monte de Escobedo.

Por Leonardo de la Torre y Berúmen.

Como su nombre lo dice, esta hacienda perteneció al Capitán don Francisco de Escobedo, quien en 1587 llevó a cabo la fundación de la misma, adquiriendo el monte, que más tarde llamarían "de Escobedo".

El Capitán Francisco de Escobedo nace en la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas, antes de titularse como tal, siendo hijo de don Hernando de Escobedo y de Mari Díaz, naturales de la villa de Torrijos, arzobispado de Toledo, en los reinos de Castilla . España. Don Hernando de Escobedo ya residía en las minas ricas de los Zacatecas para 1573, año en que aparece él y su esposa, como Cofrades del Santísimo Sacramento, cofradía fundada en el templo parroquial de dichas minas.

El año de 1580 en la ciudad de Zacatecas fue condenado por pena de Ordenanza de las Carnicerías .

En 1591 se avecinda en el cerro del señor San Pedro y minas del Potosí, siendo fundador y poblador del pueblo de San Luis de Mezquitic, en 3 de noviembre de 1592, año en que era socio de Diego de Huelva en la mina llamada de Santo Domingo en el cerro del señor San Pedro y Minas del Potosí.

En 1593 al hacerse la traza de San Luis Potosí , recibió un solar, el cual habitaba aún en 1610, pero en 1608 él y su hijo Francisco, contribuyeron en la edificación del templo parroquial, con cincuenta pesos el padre, y con 12 el hijo.

La Catedral se alza en el costado de la plaza de Armas, en el mismo sitio donde estuvo la primitiva iglesia parroquial de San Luis Potosí, una rudimentaria ermita de adobe y techo de tejamanil , en la que el primer párroco de la ciudad Andrés Nieto empezó la administración de los Sacramentos en mayo de 1593. Esta ermita fue demolida para construir una iglesia en 1606 la cual se bendijo, ya concluida, tres años más tarde .

El Capitán don Francisco de Escobedo y Díaz en 1587 obtuvo el sitio de San Andrés del Astillero y Monte de Escobedo, hacienda y monte identificados con su apelativo, por ser propietario de los mismos.

Siendo labrador y minero del valle de Huejuquilla en 1590 presentó en Tlaltenango ante el visitador General, Juez de Medidas, Ventas y Composiciones de Tierras y Aguas, y Oidor de la Real Audiencia de Guadalajara, Doctor Cristóbal de Torres, títulos y mercedes que lo acreditaban como dueño de varias estancias de ganados así como de algunas caballerías de tierra ", cuyos títulos presentó en 1644. Y eran, primeramente: una merced de tierra, fechada el 4 de febrero de 1617 en Guadalajara por el señor Alfonso PEREZ MARCHAN, y otorgada a Jacomé DE LA TORRE , vecino de la villa de Jerez, a quien se le hizo merced de un sitio de ganado menor y algunas caballerías de tierra en el valle de Güajuquilla, a cinco leguas de Colotlán, en un lugar llamado Las Tunas Agrias; más un sitio de estancia para ganado menor en La Boca del Río de Güajuquilla.

Segunda merced, fechada en Guadalajara el 14 de octubre de 1617 a favor de Francisco RUIZ, vecino de la ciudad de Zacatecas, compuesta de dos sitios de estancia de ganado mayor, uno llamado Los Llanos y el otro Los Sauces, que se encuentran a una legua de la estancia de Jacomé de la Torre.

El Capitán Francisco de Escobedo posteriormente presentó un testimonio que él mismo solicitó a través de Lucas LOPEZ DE RETANA, y trata de la merced de un sitio de estancia para ganado mayor otorgada a Cristóbal DE HERRERA; la cual se encuentra en los términos del pueblo de Huejúcar y de Tepeque, tres leguas más o menos de los mencionados pueblos y cerca de una población de indios que llaman Güajuquilla y que ahora esta abandonada, su fecha es en Guadalajara el 1 de agosto de 1590. Enseguida aparece otro testimonio también solicitado por el Capitán Francisco de Escobedo, mandado por don Diego DE VAEZA, Alcalde ordinario de la Ciudad de Zacatecas, en virtud de la existencia de un título y merced otorgada el 20 de marzo de 1577 en Guadalajara por Jerónimo DE OROZCO, Presidente, Gobernador y Capitán General de este Reino a Melchor DE ALVA, quien era vecino y regidor de La villa de Llerena; dicha merced constaba de un sitio de estancia para ganado mayor y cuatro caballerías de tierra que están entre el Valle de Valparaíso y Momax, junto a un río llamado Güajuquilla, Dicho testimonio fue dado por Juan NUÑEZ MORQUECHO en la ciudad de Zacatecas el 30 de mayo de 1637, fungiendo como escribano Lucas LOPEZ DE RETANA.

Don Francisco de Escobedo poseía una tercer merced, cuyo título presentó, el cual fue expedido en 2 o 12 de agosto de 1613 por don Alonso PEREZ MARCHAN, quien la concedió a Antonio GONZALEZ, vecino del pueblo de Huejúcar. Y constaba de un sitio de estancia para ganado menor y 2 caballerías de tierra, ubicadas en el valle de Güajuquilla, cerca del camino de carretas, a 6 leguas del pueblo de Huejúcar.

Una cuarta merced de tierra, fue la que se le concedió en la ciudad de Guadalajara a su padre don Hernando DE ESCOBEDO, el 12 de julio de 1634, y comprendía: dos sitios para ganado, el uno para mayor, y el otro para menor, y dos caballerías de tierra. El sitio para ganado mayor, se ubicaba en una ciénega que esta en la orilla del monte a una legua del camino que va al valle de Tlaltenango, el segundo sitio y las dos caballerías de tierra, se encontraban en una ciénega, pero sobre el camino para ir a Atolengue , cerca de un pino a la vista del camino.

Presentadas las anteriores mercedes y testimonios, en los términos establecidos por el Doctor don Cristóbal de Torres, el Capitán Francisco de Escobedo, demostró la pertenencia de una estancia para ganado mayor, llamado El Potrero, ubicado en el valle de Güajuquilla, además de un sitio llamado La Huerta, el cual se ubicaba en una cañada llamada El Cacalote, lindando por el norte con el sitio de La Boca de los Leones, por el sur con tierras del Arroyo del Fraile, y por el oriente con tierras del pueblo de Huejúcar. En este sitio estaba fundada una caballería a favor del Licenciado Lorenzo DE CORDOBA, primo del Capitán Francisco de Escobedo.

Los derechos sobre estas tierras los había adquirido por compra y donaciones que le habían hecho, según el decir del Capitán Francisco de Escobedo, quien presentó los respectivos recaudos y solicitó además que se le dieran merced del agua que le tocaba y de las demasías de tierra que hubiera entre las que legítimamente le tocaban, además de la tierra que hubiera entre caballería y caballería: pidiendo también merced de las tierras que había entre el sitio de La Huerta y las tierras de María DE LA TORRE ; entre el sitio de La Boca de los Leones y el pueblo de Huejúcar: así mismo solicitaba entre otras concesiones que no se le molestara en adelante por la posesión de dichas tierras, diciendo además que él serviría a su Majestad con la cantidad de dinero que justa fuera.

Los documentos y solicitudes presentadas por el Capitán Francisco de Escobedo, después de haberse analizado , fueron trasladados al Fiscal de visita, Blás DE BRITO, para que fueran de su conocimiento y respondiera a las peticiones del capitán, a quien se le respondió que las tierras que contienen los títulos originales se debían medir y amojonar en donde las Mercedes rezaban, en cuanto a los testimonios de las mercedes que no presentaba en originales, mismas que estaban rubricadas por Juan NUÑEZ MORQUECHO, y escritas por Lucas LOPEZ DE RETANA, debían repelerse ya que no estaban sacadas con situación de parte, ni dadas por escribano legítimo, condición indispensable para darles entera fe y crédito, y mientras no presentara los originales de las mercedes de las tierras, éstas deberían ser declaradas de su Majestad, y por lo tanto quedaba negada la composición del sitio El Potrero y de La Huerta declarados del mismo modo de su Majestad, debiendo sacarlas a Almoneda pública al mejor postor, aplicando su precio a la Real Cámara.

En el Auto tercero fechado en el pueblo de Tlaltenango el señor Cristóbal DE TORRES, del Consejo de su Majestad, oidor de la Real Audiencia, Visitador General, Juez de medidas, ventas y composiciones de tierras y aguas, habiendo visto lo solicitado por el capitán Francisco de Escobedo y la contradicción y el alegato del Fiscal de Visita Blás DE BRITO, resolvió en 1644 que dada la posesión quieta y pacifica que el dicho Capitán Francisco de Escobedo y sus antecesores han tenido de las tierras comprendidas en sus mercedes, recaudos presentados y petición correspondiente, afirma y ratifica todas las mercedes, en especial de las que no presenta títulos originales, además le hace merced de las demasías de tierra que hubiera entre sitio y sitio, caballería y caballería antes referidos, sin que quede tierra en medio de las que da merced nuevamente. Debiendo servir a su Majestad con doscientos cincuenta pesos en reales más los derechos de la media anata.

A este documento prosiguen una serie de confirmaciones de ser ciertos y verdaderos los anteriores documentos y a los que se les debe dar cumplimiento como así esta mandado hacerse, so pena de quinientos pesos a quien hiciera lo contrario, en el sentido de que al Capitán Francisco de Escobedo, no se debería molestar en adelante por la cuestión de sus tierras de las cuales había recibido ratificación de las mercedes, o en su caso nuevas mercedes.

En adelante aparecen una serie de declaraciones del capitán Don Antonio DE ESCOBEDO, hijo del capitán Juan DE ESCOBEDO, quienes eran descendientes del capitán Francisco de Escobedo, solicitando licencia para poder enajenar algunos sitios para pagar la deuda que su padre había adquirido años antes, y dichos sitios habían quedado como garantía de pago. Este asunto se fecha entre los años de 1709 y 1713, el cual se resuelve favorablemente para la familia de De Escobedo para lo que tienen que hacer una serie de diligencias ante la Real Hacienda y Caja de Zacatecas, quien era la acreedora de la referida deuda.

Los sitios que en primer lugar solicitaba poder enajenar son los de La Huerta, El Pino y La Ciénega de la Maza; que son algunos de los sitios mencionados en las mercedes antes señaladas.

El Capitán Francisco de Escobedo, falleció en la madrugada del 24 de abril de 1647 en la ciudad de Zacatecas, según lo dijo ante el señor Corregidor de la ciudad , don Miguel de Iracoqui, su yerno y albacea de los por él nombrados en una escritura cerrada y sellada, testamento y última voluntad del Capitán Escobedo, que presentó al señor Corregidor. Sabiéndose por dicha escritura que sus herederos, lo fueron sus hijos legítimos: doña María de Covarrubias, Ana de Escobedo, Francisca de Covarrubias, Juan de Escobedo, Isabel de Rodas, Antonia de Covarrubias y Francisco de Escobedo. En esta escritura se dice: que su mujer María de Covarrubias murió el 16 de octubre de 1646, y que su hijo Fernando de Escobedo, ya era difunto.

Y dice tener entre sus bienes: una hacienda de minas en términos de la ciudad del beneficio de Saca Plata por azogue corriente y moliente con dos molinos y un lavadero con cuarenta mulas y cincuenta burros y los demás pertrechos y en ella, de lo cual sus albaceas habrían de hacer inventario con los demás sus bienes de minas y parte de minas pertenecientes a dicha hacienda. También declaró ser dueño de la hacienda que llaman San Andrés del Astillero, jurisdicción del valle de Tlaltenango, con sus casas de vivienda, cuadrillas de indios laboreos, herramientas para hacer madera y lo demás de la herrería que en dicha hacienda tenía. Más otros sitios de tierra que le pertenecían con otros bienes muebles, que estaban dentro de la dicha casa, como algunas carretas.


23. Obligación.
Zacatecas, 13 de febrero 1656. Los dueños de una mina, Andrés de Niebla, capitán Juan Bautista de Inostrosa y Francisco Ruiz todos vecinos y mineros, llamada Cata de Escobedo. Se obligan a sacar de dos malacates a muestra de sus caudales por donde se están desangrando todas las minas de dicha veta y los dueños de la mina llamada Cata de Juanes que denunció Domingo Savando, que están sacando metales por el dicho desagüe y por lo tanto se les debe pagar. No pasó. fjs. (24-25)
NOTARIA 1653
37. Queja de mina.
Zacatecas, 18 de febrero 1656. Los vecinos mineros, capitán Juan Bautista de Inostrosa, Andrés de Niebla, Francisco Ruiz y Gerónimo del Cerro, dueños de la mina Cata de Escobedo en las mendosinas, tienen puesto un desagüe. Se quejan de que una mina continua no tiene desague y les afecta extraer el liquido. fjs. (37v-38)

Capitan Francisco /de Escobedo y Diaz/

Hacienda de San Andrés del Astillero y Monte de Escobedo.

Re: Monte Escobedo Ancestors

Miguel S. Escobedo (View posts)
Posted: 1 Oct 2004 4:55PM GMT
Classification: Query
Hernando y Frnacisco de Escobedo Fueron Fundadores de jerez, San Luis Potosí y Monte Escobedo.

Re: Monte Escobedo Ancestors

Posted: 1 Oct 2004 4:57PM GMT
Classification: Query
Edited: 21 Mar 2006 3:34PM GMT
Si tienen programas para ver ged o cft le smando los mio tengo mas de 7000 nombres la mitad gringos
per page

Find a board about a specific topic

  • Visit our other sites:

© 1997-2014 Ancestry.com | Corporate Information | Privacy | Terms and Conditions